El corte hecho a medida, el Visagismo.

Quizás uno de los mayores errores que se ha cometido durante bastante tiempo en peluquerías,  ha sido no tener en cuenta los rasgos, la morfología, la estatura de la persona, y su personalidad. Dejándose llevar el profesional más por las modas y tendencias, que por la propia lógica. Como consecuencia, clientes con el mismo corte de pelo o color y no siempre favorecedor.

En el SECRETO de SU las tendencias o modas pasan a tener un papel secundario. Conocer al cliente y tener en cuenta sus necesidades es fundamental.  Antes de realizar cualquier trabajo es necesario observar los rasgos, la figura de la persona, sus gustos, y necesidades.

No hay que dejarse llevar por la última tendencia, ya que si por ejemplo la última tendencia fuera llevar la melena estilo bob (melena con largura a la altura de los hombros) a una persona con cuello corto no le favorecerá, en cambio le recomendaría un corte de pelo por la nuca que le va a estilizar el cuello y se va a encontrar mucho más favorecida. 

Para saber qué estilos nos sientan mejor y cómo podemos sacar mayor partido a nuestra belleza natural existe una técnica que se llama visagismo.

Visagismo, que a algunos les sonará a chino… Pues nada de eso. El creador de este método fue el estilista francés Claude Juillard. Esta técnica propone estudiar la forma del rostro para dar valor a la belleza de la persona, teniendo en cuenta siempre las necesidades del cliente y las tendencias. Como resultado, un trabajo más personalizado y los rasgos más atractivos de la persona los resaltamos.

Estas son las diferentes formas del rostro y cuáles son los estilos que más les favorecen:

  • Rostro ovalado: Se le considera el ideal de belleza. Para los rostros ovalados todos los estilos son adecuados. Motivo por el que se deben de tener en cuenta otros rasgos como el cuello.
  • Rostro redondo: Le favorecen los estilos que alargan el rostro. Peinados despejados de la frente con volumen arriba y cayendo lisos a los lados. Evitar volumen a los laterales.
  • Rostro cuadrado o ancho: A este rostro le viene muy bien el volumen para intentar crear un contorno más ovalado. Los estilos asimétricos con flequillos les van fenomenal. Evitar líneas de cortes muy rectas o geométricas.
  • Rostro rectangular o alargado: Le van los peinados cortos a la altura del mentón, flequillos y volumen en los lados.
  • Rostro en triangulo invertido: Para este rostro son muy adecuados los cortes y peinados con volumen a la altura de la barbilla. También le irán bien los flequillos.

Espero que hayáis podido identificar vuestro rostro, y haberos dado alguna idea de lo que más le puede favorecer para poder sacar el mejor partido a vuestra imagen.

Y si no es así, siempre podéis confiar en los profesionales, que seguro que os podemos aconsejar un estilo adecuado.

Un abrazo enorme,

Su.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *